Todo lo que necesitas saber sobre el trastorno de ansiedad generalizada

Como ya hemos explicad alguna vez, la línea de los trastornos mentales a veces es algo difusa y cuesta reconocer cuándo una emoción negativa es algo normal y cuándo nos encontramos al borde de una patología y es necesario pedir ayuda.

Esto ocurre por ejemplo con la ansiedad. Sentirse nervioso y ansioso de vez en cuando es algo normal con lo que tenemos que aprender a lidiar, pero cuando la sensación es frecuente, incapacitante y se prolonga durante demasiado tiempo, podemos estar ante un trastorno de ansiedad generalizada y es hora de acudir a un especialista.

Aquí te contamos algunos síntomas que pueden dar la señal de alarma. Recuerda que no hace falta sufrir innecesariamente y que hay profesionales que pueden ayudarte.

¿Qué es el trastorno de ansiedad generalizada?

Un trastorno de ansiedad generalizada se caracteriza por un patrón de preocupación y nerviosismo frecuente y constante respecto a distintos acontecimientos reales o imaginarios que se extiende durante más de seis meses.

A menudo las personas que lo padecen no pueden describir qué les causa esta sensación de angustia, que puede llegar a convertirse en un impedimento para llevar una vida normal al convertirse en el centro de sus vidas.

ansiedad-angustia

Síntomas de este trastorno

El síntoma principal es la sensación constante de preocupación y nerviosismo incluso cuando no hay causas objetivas para ello. Las preocupaciones pueden pasar de unos temas a otros (sentimentales, económicos, laborales, familiares) y siempre encontrar un nuevo motivo. Incluso siendo conscientes de la poca base que tiene su angustia, es difícil para las personas con ansiedad controlarla.

Otros síntomas son agitación, irritabilidad y tensión más intensas de lo habitual o de lo que sería razonable en una situación determinada. A menudo tienen problemas de concentración y dificultades para conciliar el sueño y para permanecer dormidos.

Pueden aparecen síntomas físicos como dolor de cabeza, temblores, sudores, palpitaciones, dolor muscular, pérdida de peso y problemas digestivos.

tensión-ansiedad

Causas del trastorno de ansiedad generalizada

No se sabe con seguridad qué provoca que una persona padezca ansiedad, pero sí que parece ser un conjunto de varias causas. Una de ellas puede ser genética, porque a menudo varias generaciones de una misma familia la tienen.

También hay evidencias de que determinados cambios químicos en el cerebro pueden dar pie a un trastorno de ansiedad. La ansiedad a menudo se presenta junto con otros trastornos mentales, como ataques de pánico o depresión, que afectan a los niveles de serotonina.

Tratamiento de la ansiedad

El tratamiento de las enfermedades mentales nunca es sencillo y suele incluir distintas ramas: terapia y medicamentos. Estos incluyen antidepresivos (tricíclicos, ISRS), buspirona y (a corto plazo) benzodiacepinas. Estos medicamentos nunca deben tomarse sin control médico.

terapia-ansiedad

También se suele recomendar métodos para la reducción del estrés: hacer ejercicio y practicar técnicas de relajación, así como modificar la alimentación, reduciendo la cafeína y los estimulantes y el alcohol especialmente.

Imágenes | iStock
En Vitónica | Once síntomas de la ansiedad: así te avisa tu cuerpo de que algo no va bien

Powered by WPeMatico

AdSense

Find More