Sobretratamiento y paciente simulado: a propósito de un caso



La OCU realizó en 2016 un experimento muy llamativo: una mujer con una migraña “estándar”, con síntomas típicos y sin complicaciones, visitó 30 consultas de neurólogos en cuatro provincias españolas (Barcelona, Madrid, Málaga y Sevilla). En ningún caso, los pacientes eran susceptibles de TAC ni RMN siguiendo los criterios de la guía de cefaleas de la Sociedad Española de Neurología. La mitad de los especialistas no solicitaron ninguna prueba (es decir, siguieron lo establecido en la guía), pero la otra mitad sí lo hizo.


Rafa Bravo publicó un extenso post (de imprescindible lectura) comentando el experimento, y recabando declaraciones de expertos y de la propia organización. De su blog hemos extraído la infografía original con los resultados que publicó OCU en su revista:

Este tipo de experimentos, denominados “cliente misterioso” o “paciente simulado”, ya los comentamos en una entrada de 2017 en saludconcosas. ¿Y a qué viene todo esto? Pues volvemos a sacar el tema debido a un reciente artículo publicado en SSRN en septiembre de 2018. Se trata de un experimento realizado en Suiza con una persona que acude a 180 consultas dentales sin que necesite ningún tratamiento (solo tiene una leve caries que, según 4 dentistas independientes, no necesita tratamiento). 

Las conclusiones son muy llamativas:
– En un 28% de los casos se produce una recomendación (sobretratamiento). El tratamiento más habitual fue el empaste (entre uno y seis empastes recomendados por los dentistas visitados). Afortunadamente lo más habitual fue que el dentista le dijera al paciente que todo estaba bien. En la gráfica se puede observar toda esta información.
– Los tratamientos recomendados son muy heterogéneos.
Los pacientes con un estado socioeconómico bajo recibieron más oferta de sobretratamiento (se les recomendaron más empastes) que los pacientes con estado socioeconómico más alto.

Antiques

AdSense

Find More