Running: ocho consejos para cuidar las uñas del corredor

Los pies son una parte muy delicada del corredor. En concreto, las uñas, son una parte muy especial a cuidar. Los constantes impactos que realizamos contra el suelo pueden dañar las uñas y hacer que entrenar sea todo un suplicio. Hoy vamos a ver algunos consejos para cuidar las uñas del corredor.

  • Corta tus uñas de forma habitual: las uñas largas son un enemigo para el corredor. Se pueden topar con la puntera de nuestra zapatilla y comenzar a hacer de las suyas poniéndose negras o formando los temidos uñeros o uñas encarnadas. Cortar una vez cada diez días o cada dos semanas es una buena idea.

  • Corta las uñas en línea recta: es algo que puede parecer raro, pero cortar las uñas redondeadas hace que haya más posibilidades de que se formen uñeros conforme crece la uña. Una uña recta tiene los laterales más salvados de clavarse en el dedo.

  • Limar, una alternativa a cortar: si no te crecen las uñas muy rápido o cuando las cortas tienes molestias al día siguiente para salir a correr, prueba con la lima. No es una solución tan radical como el cortauñas y puedes ir modelando la uña con más facilidad.

  • No corras con unas zapatillas muy apretadas: cuando te compres unas zapatillas, que el dedo no esté muy pegado a la puntera, tiene que haber cierto margen. Las zapatillas muy apretadas presionan la uña y pueden provocar uñas negras y molestias al correr (por no decir que con el tiempo te puedes cargar las zapatillas).

Si vas a comprar unas zapatillas de running, coge medio número más
  • Cuidado al correr cuesta abajo: en cuesta abajo, los pies tienden a irse hacia la puntera, con lo cual los dedos y las uñas sufren mayor presión. De ahí la importancia del punto anterior: tener una zapatillas con algo de margen para que nos permita que el pie se mueva.

  • ¿Qué hacer cuando aparece una uña negra?: si no sientes dolor, no te preocupes, la uña negra poco a poco irá curando y volverá a la normalidad. Eso sí, los primeros días procura rebajar el volumen de entrenamiento o puede ir a peor. Si notas dolor, te recomendaría ir a un podólogo: puede que tengas una ampolla de sangre debajo de la uña y tenga que ser drenada.

Uñas negras en el corredor, ¿cómo podemos prevenirlas? (I)
  • ¿Qué hacer cuando tenemos un uñero?: no intentes solucionarlo tú solo con unas tijeras o cortauñas o será peor. Puede ser algo pasajero y cuando la uña crece algo más en dos o cuatro días el dolor se pasa. Si continúa, acude a un especialista para evitar que vaya a peor y se produzca infección.

  • Corredor de larga distancia, el podólogo es tu amigo: son sobre todo los corredores de larga distancia los que van a tener mayor problema con las uñas. A muchos se les suelen caer o tienen más problemas de uñas negras y uñeros. Sin duda, visitar al podólogo de forma regular es la mejor forma de prevenir y evitar problemas en los pies.

Este artículo fue originalmente publicado por Juan Lara en mayo de 2014 y ha sido revisado para su republicación.

Imagen | Unsplash

Powered by WPeMatico

Antiques

AdSense

Find More