Palitos crujientes de zanahorias asadas. Receta saludable

Precalentar el horno a 210ºC y preparar una bandeja o fuente grande con papel sulfurizado, o engrasándola con aceite.

Lavar bien las zanahorias y cortar el extremo superior. Si conservan las hojas os recomiendo guardarlas para añadirlas a alguna salsa, caldo o ensalada.

Pelar ligeramente con un pelador de verduras y cortar en bastones de unos 5-6 cm de largo, como si fuéramos a hacer patatas fritas.

Mezclar en un cuenco el aceite de oliva con la mostaza y el vinagre. Distribuir las zanahorias en la bandeja y añadir esta mezcla, las especias y un poco de sal. Remover bien para que se impregnen por todos lados.

Hornear durante unos 30 minutos, hasta que se hayan tostado bien, removiendo las zanahorias a mitad de la cocción. Agregar un poco más de especias al gusto y perejil fresco y un toque más de sal antes de servir.

Zanahorias Asadas. Pasos

Con qué acompañar las zanahorias asadas

Me gusta servir los palitos crujientes de zanahorias asadas como guarnición de carne o pescado, aunque también es un entrante delicioso si las acompañamos de una salsa para mojar. Como capricho personal, me encanta la combinación con frutos rojos como frambuesas o grosellas, ya que aportan un contraste ácido y fresco delicioso.

En Vitónica | Vasitos de yogur y queso con salsa de frambuesa. Receta de postre saludable
En Vitónica | Pollo asado al horno. Receta saludable

Powered by WPeMatico

AdSense

Find More