“Los hombres persiguen implacablemente SU SATISFACCIÓN en las cosas terrenales. Se agotarán en los…”

Los hombres persiguen implacablemente SU SATISFACCIÓN en las cosas terrenales. Se agotarán en los deleites engañosos del pecado y todos encontrarán que sólo es VANIDAD y VACÍO, se quedarán perplejos y muy defraudados. Pero aun así, continuarán su búsqueda infructuosa. Aunque cansados, todavía se tambalean bajo la influencia de la locura espiritual, y no alcanzan ningún resultado, sin embargo, persisten en esa ETERNA DESILUSIÓN, y siguen adelante. No proveen nada para su estado eterno; los absorbe la hora presente. Y se vuelven a otra y otra cisterna rota, ESPERANDO ENCONTRAR AGUA DONDE NI UNA GOTA HA SIDO DESCUBIERTA TODAVÍA

Powered by WPeMatico

AdSense

Find More