La anatomía de un halterófilo, milímetro a milímetro, a través de cinco pruebas distintas

El canal oficial de los Juegos Olímpicos en Youtube, Olympic, sigue ofreciendo contenido muy interesante aun cuando no estamos en época de los Juegos. Una de sus playlists más llamativas es la que, en programas originales de corta duración (alrededor de un cuarto de hora cada uno), diseccionan -no en sentido literal- la anatomía de algunos de los mejores deportistas de la actualidad.

Si alguna vez os habíais preguntado cuál es la cantidad de músculo y de masa grasa que tiene un halterófilo o cómo se puede medir el potencial de su fuerza, no os perdáis el capítulo dedicado a Dmytro Chumak: halterófilo ucraniano, ganador de la medalla de bronce en los campeonatos del mundo de 2015 y sexto en los pasados Juegos Olímpicos de Río 2016. A continuación podéis ver el vídeo completo (y con subtítulos).

A través de cinco pruebas físicas diferentes, algunas muy sorprendentes, podemos conocer de cerca la anatomía de este halterófilo prácticamente al completo.

Lo primero que nos llama la atención es el bajo porcentaje de grasa que presenta este atleta: alrededor de un 10% de masa grasa en todo su cuerpo, medido a través del Bod Pod. Se trata de una especie de mega-báscula de bioimpedancia que además de devolvernos nuestro porcentaje de grasa también nos dice en qué puntos de nuestro cuerpo se acumula.

La segunda prueba que realizan a Chumak es el test de agarre con dinamómetro. El agarre es uno de los puntos más importantes para un levantador de pesas: pensad que en el momento del levantamiento van a tener que levantar más del doble de su peso corporal desde el suelo hasta encima de su cabeza. Un buen agarre es crucial para poder manejar esos pesos. El test de agarre evalúa la fuerza de los músculos de la mano, del antebrazo, de la parte superior del brazo y también de la espalda y el pectoral.

La prueba de fuerza máxima se realiza a través del test isométrico de fuerza de piernas: mide la producción de fuerza en piernas, glúteos, core y trapecios. Básicamente se colocan 400 kilos en el suelo, se atan a una barra y el atleta tiene que intentar moverla (atentos al momento en el que Chumak consigue efectivamente mover los 400 kilos, y el señor que le hace la prueba no puede más que partirse de risa). La prueba mide la fuerza en newtons que es capaz de generar un atleta, y Chumak consigue 3.333 newtons en su segundo intento.

halterofilia

La cuarta prueba a la que someten a Chumak es el test del dinamómetro, que estudia la producción de fuerza en los cuádriceps e isquios y el balance entre estos músculos. La distribución de la fuerza debe estar equilibrada entre ambos músculos y ser simétrica entre la pierna izquierda y la derecha para realizar un levantamiento exitoso y seguro. Chumak consigue una simetría de un 94.7% entre las dos piernas, algo que le permite manejar esos altísimos pesos.

El test anaeróbico Wingate es la última prueba de Chumak en este mini-documental, y se utiliza para medir la potencia anaeróbica de un atleta midiendo la producción de lactato. La prueba consiste en 30 segundos de esfuerzo máximo sobre una bicicleta estática, con análisis de gases para saber cuándo aparece exactamente la fatiga en el deportista.

Cinco pruebas distintas que miden cinco parámetros diferentes del deportista, y en todas ellas Chumak obtiene resultados espectaculares. La clave para ser uno de los mejores halterófilos del mundo es un estado físico excepcional no solo en lo relativo a la fuerza, sino de forma global.

Imágenes y vídeo | Olympic
En Vitónica | Así se hacen los tres movimientos básicos de halterofilia: el jerk o envión
En Vitónica | Así se hacen los tres movimientos básicos de halterofilia: arrancada o snatch
En Vitónica | Así se hacen los tres movimientos básicos de halterofilia: clean o cargada

Temas

Powered by WPeMatico

AdSense

Find More