¿Es obligatorio tomar suplementos en las dietas de volumen para ganar músculo?

La alimentación, el descanso y el propio entrenamiento tienen una importancia considerablemente mayor en términos de ganancia de masa muscular, pero en muchas ocasiones le damos una prioridad mayor a los suplementos, y esto es un grave error.

Qué son y para qué se usan los suplementos

Según la Food & Drug Administration, los suplementos dietéticos, o suplementos nutricionales, son productos que;

  1. Se ingieren por vía oral.
  2. Se identifican como “suplementos dietéticos” en el envase.
  3. Adquieren distintas presentaciones, como comprimidos, cápsulas, cápsulas gelatinosas, líquidos y polvos.
  4. No se presentan como un sustituto de un alimento convencional.
  5. Contienen un “ingrediente alimenticio” destinado a complementar la alimentación (generalmente algún mineral o vitamina, aunque también aminoácidos, carbohidratos o sustancias ergogénicas).
Suplementos

Aunque el uso principal de los suplementos es aportar algún nutriente que la dieta no aporta de por sí por cualquier motivo, su uso en nutrición deportiva es ligeramente distinto, ya que en este caso la suplementación pretende mejorar el rendimiento o facilitar la ingesta de nutrientes si estos son difíciles de obtener a través de la dieta.

¿Es necesario consumir suplementos en las dietas de volumen?

Habitualmente no, no es necesario consumir suplementos en las dietas de volumen, ya que el requisito más importante (que de hecho, es imprescindible) para ganar masa muscular, es generar un excedente calórico de entre 200 y 500 calorías por encima de nuestras calorías de mantenimiento.

También es necesario alcanzar una ingesta mínima de proteínas para estimular el crecimiento muscular, pero lo cierto es que estos dos objetivos son relativamente sencillos de conseguir para la grandísima mayoría de las personas.

Nutricion Deportiva

En cualquier caso, para las personas que no sean capaces de cumplir estos dos requisitos por cualquier motivo (falta de hambre, poca capacidad de cocinar y transportar alimentos…), la suplementación sí que puede ser una alternativa bastante viable si es capaz de solventar los problemas que no permiten alcanzarlos.

Los dos suplementos más habituales a consumir en estos casos serían los batidos de proteína whey o los batidos de carbohidratos (maltodextrina, ciclodextrina, amilopectina…), ya que serían las dos maneras más sencillas de aportar calorías y proteínas.

De todos modos, las categorías de suplementos no terminan aquí. Los entrenamientos de la etapa de volumen son habitualmente más intensos que los de la etapa de definición, ya que el excedente calórico lo permite, y por tanto, el consumo de otros suplementos orientados a la mejora del rendimiento como la creatina o la cafeína también puede resultar positivo.

En conclusión, la suplementación no es imprescindible, sino que únicamente puede suponer una ayuda en ciertos casos, y debemos entender cuáles son los momentos en los que necesitamos cada ayuda, en lugar de recurrir a ella de manera indispensable y priorizarla por encima de la dieta, el descanso y la alimentación.

Imágenes | iStock y Pixabay

Powered by WPeMatico

Antiques

AdSense

Find More