El vinagre de manzana, ¿realmente es efectivo para adelgazar? Lo que la ciencia nos dice sobre él

Quemagrasas, detox, energizante, bueno para la piel, para el pelo y para básicamente volver tu vida maravillosa. ¿Hay algo que no pueda conseguir el vinagre de manzana? Por lo visto no, y puedes aprovechar sus poderes bebiendo un vasito en ayunas, o disolviéndolo en agua, o bebiéndolo antes de cada comida según la fuente que consultes.

¿Es todo esto verdad? Como pasa cada vez que alguien promociona un producto milagro, no, no lo es. El vinagre de manzana ha demostrado tener algunas propiedades beneficiosas, pero la mayoría de sus ventajas se han exagerado hasta distorsionarse. Esto es lo que dice la ciencia.

No disuelve mágicamente la grasa de tu cuerpo

El ácido acético presente en el vinagre (no solo en el de manzana) ha demostrado ser capaz de acelerar nuestro metabolismo y así acelerar la quema de calorías. Pero es un efecto muy ligero. De hecho, es tan ligero que es altamente improbable que notes ningún efecto si no haces cambios sustanciosos en tu modo de vida: principalmente, comer menos calorías de las que quemas.

No tiene efecto detox ni elimina impurezas

La idea de que el vinagre de manzana ayuda a adelgazar al menos tiene cierta base científica, aunque esté muy exagerada. La de que tiene un efecto desintoxicante es directamente falsa. No, beber vinagre de manzana no te ayudará a eliminar impurezas de tu cuerpo.

Vamos a decirlo aquí una vez más y las veces que haga falta: tienes dos riñones y un hígado que, si funcionan correctamente, están perfectamente preparados para gestionar la eliminación de los desechos de tu cuerpo. Y si no funcionan correctamente, lo que necesitas es un médico, y rápido, y no vinagre de manzana o cualquier otro producto o dieta detox.

No es especialmente nutritivo

Beberte un vaso de vinagre de manzana no llenará tu cuerpo mágicamente de vitaminas, minerales y otros nutrientes. Es simplemente un vaso de zumo de fruta fermentado.

manzana-roja

Sí puede ayudar a controlar el azúcar

El ácido acético (de nuevo, presente en todos los tipos de vinagre, no solo en el de manzana) ha probado tener un efecto positivo en el control de los niveles de azúcar: bloquea parcialmente la digestión del almidón, lo que reduce la cantidad de azúcar que llega a la sangre.

Por eso, una o dos cucharadas disueltas en agua antes de una comida rica en hidratos de carbono puede ayudar a mitigar la consiguiente subida de azúcar en la sangre en personas con diabetes. En cualquier caso, y antes de poner en práctica esta medida, lo mejor es que lo consultes con tu médico.

Sí puede aliviar la acidez

Es fácil pensar que la acidez de estómago está producida por alimentos ácidos, y por eso parece contradictorio que algo ácido como el vinagre pueda aliviarla. Pero en realidad, la acidez de estómago se produce cuando parte de los flujos estomacales salen del estómago y entran en el esófago.

Tomar una o dos cucharadas de vinagre de manzana disuelta en agua podría ayudar a reducir el pH de la parte superior del estómago, causando que el esfínter que une el estómago con el esófago se cierre con más fuerza y los jugos gástricos no pasen de un órgano a otro. Así que si padeces de acidez, es un remedio que merece la pena probar.

Sin embargo, si padeces de acidez severa o recurrente, es mejor que acudas al médico ya que los ácidos gástricos pueden causar daños serios en las delicadas paredes del esófago.

Sí puede contener bacterias beneficiosas

El vinagre está hecho a partir de zumo de fruta fermentada. Como tal, es un alimento probiótico que puede contener bacterias beneficiosas para el mantenimiento de la flora intestinal. Por eso, incorporarlo a tu alimentación puede ser una buena idea.

Imágenes | Unsplash
En Vitónica | Vinagre de manzana, ¿realmente es tan bueno como nos quieren hacer creer?

Powered by WPeMatico

AdSense

Find More