Antiinflamatorios naturales

Mejorar la presencia de antiinflamatorios naturales en la dieta puede reducir el dolor y el número de brotes cuando se sufre de alguna alteración de la salud que causa inflamación.

Sin embargo, todas las personas se benefician de las dietas antiinflamatorias. Y es que los alimentos con dichas propiedades son clave para mantener un buen estado de salud y prevenir enfermedades.

Cómo funciona la inflamación

¿Qué es?

La inflamación es una respuesta del sistema inmunológico a lesiones e infecciones. Por lo tanto, es necesaria. El problema viene cuando se convierte en algo a largo plazo o crónico.

¿Duele siempre?

La inflamación puede provocar dolor, enrojecimiento e hinchazón. Un ejemplo de este tipo de inflamación es la artritis reumatoide. Sin embargo, en algunos casos puede pasar desapercibida, como en las cardiopatías o la enfermedad de Alzheimer.

¿Qué se puede hacer?

Cuando la inflamación hace aparición, la mejor estrategia es ir al médico rápidamente. Especialmente cuando es algo repentino, ya que esto suele suceder cuando el cuerpo está luchando contra una infección, como por ejemplo, una apendicitis.

Alimentos que son antiinflamatorios naturales

La dieta desempeña un papel altamente relevante en la inflamación. Simplificando, los alimentos antiinflamatorios son todos aquellos que suelen señalarse como saludables. Eso incluye numerosas variedades de fruta y verdura, granos enteros, legumbres, frutos secos, pescado azul y hierbas frescas y especias.

Fruta y verdura

Para prevenir la inflamación es necesario ingerir abundante fruta y verdura. Los alimentos verdes y rojos se consideran muy beneficiosos. Las espinacas, el brócoli, las cerezas y las frambuesas son algunos ejemplos. Sin embargo, es una buena idea combinar tantas variedades y colores como te sea posible.

Legumbres

Las legumbres son ricas en fibra y están repletas de antioxidantes y otras sustancias antiinflamatorias. Haz un buen uso de ellas utilizándolas para reemplazar las proteínas animales por sus proteínas vegetales.

Frutos secos

Los frutos secos aportan grasas saludables que ayudan a frenar la inflamación. El aceite de oliva y el aguacante también son buenas fuentes. Asegúrate de no comer más de un puñado de frutos secos al día para evitar que sus calorías se acumulen en tu cuerpo.

Pescado azul

El salmón, el atún y la sardina aportan grandes cantidades de ácidos grasos omega 3. Una de las ventajas de éstos es que ayudan a combatir la inflamación.

Probióticos

Los alimentos probióticos pueden ayudar a combatir la inflamación. Los yogures son un buen ejemplo. Simplemente es necesario asegurarse de que no están repletos de azúcar. Y es que abusar del azúcar puede agravar el problema, ya que conduce a la obesidad, y esta a más inflamación.

Lo que no hay que comer

Cabe señalar que cualquier beneficio de los alimentos antiinflamatorios queda cancelado si no se limita la ingesta de azúcar y grasas saturadas. Éstas últimas se encuentran en la carne, los productos lácteos enteros y las comidas procesadas. En general, es una buena idea evitar cualquier cosa muy procesada, grasienta o dulce.

Plantas que son antiinflamatorios naturales

Verduras de hoja verde

Las verduras de hoja verde (espinacas, kale…) pueden ayudar a frenar la inflamación gracias a la vitamina K.

Ajo

El mal aliento le ha dado mala reputación, pero sus pros superan claramente a sus contras. Una de sus muchas ventajas es que ayuda a frenar la inflamación.

Especias

¿Qué tienen en común el jengibre, el clavo, la pimienta negra, la albahaca, el tomillo, el orégano y la cúrcuma (responsable del tono amarillo del curry)? Todas son especias que, además de añadir sabor a tus comidas, también presentan unas interesantes propiedades antiinflamatorias.

Té verde

Existen muchas e importantes razones para incluir el té verde en la dieta. Esta bebida es un poderoso aliado en la la lucha antiinflamatoria que tiene lugar dentro del cuerpo, reduciendo el riesgo de desarrollar cáncer y enfermedades del corazón.

Antiinflamatorios musculares naturales

Cuando uno o varios músculos se inflaman, la mejor estrategia es descansar, beber suficiente líquido e intentar no forzar el músculo afectado. Determinados alimentos, plantas y hábitos también pueden ayudar.

Manzanilla

La manzanilla presenta compuestos con propiedades antiinflamatorias para los músculos. Se puede tomar en forma de infusión o aplicar directamente sobre la zona afectada a través del aceite esencial de manzanilla.

Arándanos

Los arándanos son un interesante relajante muscular de origen natural. El secreto está en sus antioxidantes, que han demostrado reducir el estrés oxidativo y la inflamación.

Cayena

A menudo se recomienda a las personas con fibromialgia o artritis reumatoide debido a su contenido en capsaicina. Esta sustancia se considera un relajante muscular natural. La cayena puede utilizarse en las comidas (vale la pena señalar que es altamente picante) o aplicarse de forma externa a través de cremas.

Vitamina D

Si se producen dolor muscular o espasmos de manera regular, puede haber detrás una deficiencia de vitamina D. Se puede conseguir a través de suplementos, así como de la ingesta de huevos, pescado y leches fortificados. La exposición regular a la luz del sol es la mejor manera de conseguir vitamina D.

Powered by WPeMatico

AdSense

Find More