Los grandes riesgos para la salud de la obesidad abdominal

La obesidad abdominal provoca muchas inseguridades en lo referente a la imagen, pero lo más preocupante no es la parte estética, sino lo que suecede dentro.

La grasa del vientre es altamente perjudicial para la salud. También llamada grasa visceral –ya que se acumula alrededor de las vísceras, como el estómago y los intestinos– puede afectar al buen funcionamiento del organismo.

La grasa visceral fabrica una serie de toxinas, incluyendo las citocinas. Estas sustancias químicas aumentan las probabilidades de sufrir cardiopatías y provocan que el cuerpo sea menos sensible a la insulina, lo que puede desencadenar el desarrollo de diabetes.

Las citocinas también causan inflamación, la cual puede conducir a ciertos tipo de cáncer. En los últimos años, las investigaciones han descubierto vínculos entre la obesidad abdominal y el cáncer de colon, esófago y páncreas.

¿Estás en riesgo?

No todas las personas con sobrepeso están en riesgo. Cuanto mayor es la medida del vientre, mayor es el peligro que representa para la salud. Los expertos alertan de que las mujeres entran en riesgo cuando igualan o superan los 90 cm, mientras que la cifra para los hombres es de 100 cm o superior.

¿Qué soluciones hay?

Afortunadamente, casi siempre está en la mano de la persona reducir el tamaño de su estómago y con ello disminuir las probabilidades de todas estas enfermedades. Los siguientes hábitos son esenciales para solucionar el problema:

  • Reducir el consumo de azúcar y alimentos procesados
  • Comer más verdura
  • Hacer más deporte, combinando el ejercicio cardiovacular con el entrenamiento de fuerza
  • Dormir entre 7 y 9 horas todas las noches
  • Encontrar formas de reducir el estrés


Powered by WPeMatico

eBay